Cultivo de tabaco

Fibra de coco en huertos urbanos
por Paco

La fibra de coco es un material muy interesante para el cultivo en macetas y presenta una serie de ventajas sobre la turba:

  • A diferencia de la turba, que tarda unos 25 años en regenerarse, la fibra de coco es un recurso renovable y amigable con el medio ambiente, producto de desecho de la industria del coco.
  • Se trata de un material hidrófilo, esto quiere decir que no repele el agua cuando está completamente seco.
  • Aporta más aireación a las raíces incluso cuando está saturado de agua.
  • No se descompone con el tiempo como ocurre con la turba, que se vuelve ácida.
  • Pesa menos, siendo más cómodo y económico de transportar. Un bloque de 5kg de fibra de coco prensada se expande a unos 70L de sustrato.
Fibra de coco deshidratada
Bloque de fibra de coco deshidratada.

La fibra de coco tiene un pH adecuado para la mayoría de los cultivos: 5.5-6.7. Es conveniente medirlo si no lo indica la etiqueta, así como la electroconductividad que debe ser de 1.5 o inferior. Así comprobamos si está lavado. El pH se puede subir agregando un poco de Carbonato cálcico (se encuentra en las cáscaras de huevo).

Se trata de un sustrato sin nutrientes, con lo que podemos hacer cultivo hidropónico regando manualmente. Hay quien lo mezcla con humus de lombriz para darle el aporte de nutrientes.

Tipos de fibra de coco

La fibra de coco está disponible en distintos formatos (el más común es en forma de bloque deshidratado), y también existen distintas granulometrías. Para el cultivo de cactus y crasas se usa exclusivamente una granulometría alta. Básicamente son tres:

  • Turba de coco (Coco peat). El grano más fino, similar en apariencia a la turba.
  • Fibra de coco (Coco fiber). Son las hebras, menor capacidad de retención de agua y mayor aireación.
  • Coco chips. Son los trozos más grandes, con capacidad de retención de agua a la vez que aporta aireación.

Formatos de fibra de coco

  • Ladrillo estándar de fibra de coco: para mi gusto tiene demasiada viruta pequeña que tiende a apelmazarse sofocando las raíces.
  • Marca Masso, más cara, aunque aprecio mayor calidad que los bloques de coco que probé anteriormente. Viene limpia, seleccionada y libre de patógenos, indicando el pH: 6-6.5. Estructura 0-25mm.
  • Gro-Pot 4 de UGROcoco, que es la que aparece en la foto y actualmente mi favorita. Según indica el fabricante, se trata de coco orgánico certificado, procedente de la India y cultivado lejos de la playa, sin restos de sal. Está compuesto de fibra de coco de distintas granulometrías resultando un sustrato esponjoso y sin olores raros. Además incorpora Trichoderma que dicen que es beneficioso para evitar la putrefacción de las raíces.

Cómo usar la fibra de coco

Corta un trozo del bloque, ponlo en un recipiente y añade agua... dentro de un tiempo se pujará y estará listo para usar, escurriendo el agua sobrante.

Mezcla de sustrato para huertos urbanos

Semillas de chili sembradas en fibra de coco, perlita y humus de lombriz.
Semillero de chilis.

Ayer estuve preparando unos semilleros para germinar distintos tipos de pimiento picante. El sustrato que he empleado es una mezcla de, aproximadamente, tres partes de fibra de coco, tres partes de humus de lombriz y una parte de perlita lavada. El resultado es un sustrato esponjoso, con buen drenaje y lleno de vida. En el fondo de las macetas puse arlita lavada. Actualización: recomiendo mejor usar 3 partes de fibra de coco, 1 de humus y 1-2 de perlita, ya que el humus de lombriz tiende a compactarse.

La perlita siempre debe manipularse bien mojada ya que es perjudicial respirar el polvo que suelta, al igual que ocurre con otros sustratos como la lava volcánica. Se debe lavar para quitar el polvo, mejorando así sus cualidades.

Coco, humus y perlita Coco, humus y perlita

También podemos añadir a la mezcla una pequeña parte de guano de murciélago, anteriormente he usado Guanokalong, proporcionándome excelentes resultados.

Guano de murciélago (Batguano) →

Compras Amazon