Cultivo de tabaco

Curado de Habana casero
por Jorge

Las semillas de este tabaco son de una clase de la variedad Habana (o Havana), dos plántulas de ellas crecieron sin inconvenientes hasta una altura cercana a 1.70 metros, de hojas largas y anchas, durante el secado me sorprendió el aroma floral exquisito que proporcionaban al lugar.

Tabaco Habana curado al estilo casero.
Curado de Habana casero.

A grandes rasgos, las variedades para puros se curan secando al aire bajo techo, luego del mismo las hojas se humedecen con el betún, un caldo producido con restos de hojas de tabaco que se dejan en agua durante algunos dias; posteriormente se fermentan en el pilón, que consiste en un montón de hojas de cierta altura separado del suelo por una cama de madera y paja, que se cubre con tela o paja para que el aire no ingrese y se le pone un material pesado por arriba que ejerce una fuerte presión sobre las hojas, para que estas produzcan un aumento importante de la temperatura dentro del pilón y el tabaco sude, deshaciéndose y volviéndose a formar periódicamente el mismo para evitar quemaduras y para que todas las hojas se curen en forma uniforme; posteriormente el tabaco es embodegado durante años produciéndose durante ese tiempo una segunda fermentación lenta.

Planta de Habana

Para realizar una fermentación en un pilón es necesaria una cantidad importante de hojas que hace posible que las mismas suden; en el caso de este Habana casero la cantidad de hojas de las dos plantas cosechadas no alcanzaba para un pilón, por lo tanto la fermentación se realizó al sol haciendo sudar las hojas dentro de dos bolsas de plástico transparente una dentro de la otra durante cuatro dias excepto en las horas cercanas del mediodia cuando el sol es más intenso, luego secadas al aire bajo techo durante 40 dias, retirada la vena cental y picadas, fueron embodegadas durante apróximadamente un año en frascos de vidrio herméticos.

El resultado fue un tabaco de buena combustión, baja carga nicotínica, ceniza blanca, de agradable sabor terroso y ligeramente dulce que se hace más disfrutable en el ultimo tercio de la fumada cuando su sabor se hace más intenso.

Tabaco Habana curado

Considero positiva la experiencia, este tabaco fue de mi agrado, posiblemente lo utilice en el futuro como componente de alguna mixtura.

Fotos de las plantas

Planta pequeña tabaco Habana Planta de Habana Flor de tabaco Habana
← Origen del tabaco plug Fumo de cuerda →

Compras Amazon